sábado, 21 de abril de 2012

2012 ABRIL: SÁBADO 21

Un paseo al mar, donde el mar me hable de movimientos, de acomodos, que por mucho que las aguas bailen y se estrellen contra las rocas, siempre se permanece.
 Una porción de arena que entibie mis pies, que permita mi peso en su cuerpo y responda con su silencio al mío.
 Un cielo amplio que pueda respirar ahora que puedo, que hable en azul y me permita entrar en su parque de nubes para jugar con las formas, en esta condición de infancia que me arropa . Hoy saldría corriendo al mar, cosa extraña, muy extraña pero necesaria.


































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores