domingo, 22 de abril de 2012

NO BUSCAR

De este modo debería rezar un letrero que portara mi foto. No me busques, para ser más exacta. porque intento escapar y espero que me de resultado por que no  tengo más raza que ésta,  ni  más tardes con espacios reservados  para atormentar.
Intento salvar un poco de la soledad que me pertenecía, la  que recorría como si fuera un parque y la respiraba como si fuera campo, esa que me era completa y solo para mí. Hoy, todas se van contigo, te siguen sonámbulas como un perro hambriento que sigue a medio mundo por la calle y me dejan sin luz para encontrarme  la sombra .

sábado, 21 de abril de 2012

2012 ABRIL SÁBADO 21

A veces entro a morir en algún café concurrido. Suelo pensar que me robarán un pedazo del pedazo que molesta.
Un mocaccino, o un cortado doble  entibia  la mesa. Sorbo lentamente y observo. pasa un instante y repito la acción una,
                  dos,
                          tres,
                                 cuatro,
                                            cinco,
                                                       seis veces.
 Siempre ocurre que nada pasa.
 Pido la cuenta, me levanto,  y salgo con el mismo cadáver con que entré.


2012 ABRIL: SÁBADO 21

Los vacíos no se llenan con gente, eso son espacios, los vacíos son grandes abismos incrustados en el espíritu. Para cubrirlos, no hay compuestos químicos ni alcanzan el algodón.
 Solo existe una forma de crear campo sobre los cráteres del alma y poder sembrar. Una manera simple, tan domestica como un gato, pero tan difícil como abrazar la luna.

 Quién logre calmar sus pulsiones y logre caminar simplemente acompañado de su sombra sin morirse de angustia, por más de veinticuatro horas, ya ha dado un salto al espacio.















2012 ABRIL: SÁBADO 21

Un paseo al mar, donde el mar me hable de movimientos, de acomodos, que por mucho que las aguas bailen y se estrellen contra las rocas, siempre se permanece.
 Una porción de arena que entibie mis pies, que permita mi peso en su cuerpo y responda con su silencio al mío.
 Un cielo amplio que pueda respirar ahora que puedo, que hable en azul y me permita entrar en su parque de nubes para jugar con las formas, en esta condición de infancia que me arropa . Hoy saldría corriendo al mar, cosa extraña, muy extraña pero necesaria.


































Seguidores